13.6 C
Melipilla
martes, noviembre 29, 2022

Pequeños agricultores de Melipilla y Pirque aprenden a elaborar sus propias vermicomposteras para procesar residuos orgánicos.

MELIPILLA.- 26 productores de Grupos de Transferencia Tecnológica (GTT) de Melipilla y Pirque, fueron capacitados en la construcción de vermicomposteras, permitiendo un mejor manejo de sus desechos domiciliarios y agrícolas.

“La idea es mostrar el modelo más apropiado y que se adapte a la forma en que ellos trabajan dentro de sus predios. Se ejecuta en conjunto con los agricultores con la metodología ´aprender haciendo´, para que integren el conocimiento y lo apliquen posteriormente en sus propios espacios.” señala Fabiola Sepúlveda, extensionista de INIA La Platina.

El objetivo de los talleres es apoyar la agricultura familiar campesina con prácticas que permitan mejorar la calidad de los suelos, gracias al humus de lombriz, obteniendo productos de calidad que pueden ser comercializados, incorporando un sistema de economía circular en zonas rurales de la región.

“Además, se puede utilizar la lombriz como alimentación para gallinas y cerdos, por su alto contenido de proteínas, que puede suplir la nutrición tradicional de estos animales sin problemas”, destaca Fabiola Sepúlveda.

Una vez terminado el taller, se rifó la vermicompostera en la que se trabajó comunitariamente, entregando al agricultor ganador, un núcleo de lombrices para que empiecen a reproducirse, y se repartan posteriormente en el grupo de participantes. De esta forma todos pueden comenzar su práctica de vermicompostaje rápidamente.

¿Qué es el vermicompostaje?

El vermicompostaje es un proceso de descomposición y degradación de la materia orgánica realizada por la acción combinada de la lombriz de tierra y microorganismos, que aceleran esta transformación, generando un producto llamado humus, utilizado como fertilizante 100% natural y de gran calidad para el suelo.

Para un manejo más cómodo y controlado se requiere de la construcción de una vermicompostera o contenedor especial, donde las lombrices se alimentan de los residuos agrícolas o domiciliarios en descomposición.

Existen diversos materiales, modelos y tamaños de vermicomposteras, convirtiendo esta práctica en una alternativa sustentable y de economía circular para la agricultura familiar campesina.

ÚLTIMAS NOTICIAS