13.5 C
Melipilla
lunes, febrero 6, 2023

Movilidad urbana, desafíos para Melipilla

De tanto andar por nuestra comuna, ya sea a pie, en auto particular, bicicleta o transporte público, notamos de inmediato que no es una ciudad amable ni con peatones, automovilistas ni ciclistas.

Nicolás-ValdenegroLa carencia de una infraestructura moderna, acorde a las demandas que hoy Melipilla posee, está generando diversas problemáticas de las que estamos afectados en nuestro diario vivir, esto a raíz de muchas causales, siendo la principal de ellas la falta de proyección y pensamiento a futuro de nuestra comuna.

Cuando hablamos de movilidad urbana, debemos considerar una serie de conceptos que la nutren. Hace un tiempo leí una noticia publicada por el Banco de Desarrollo de América Latina[1], quienes han hecho sus aportes para apoyar a la construcción de mejores ciudades, entendiéndola como un sistema de satisfacción de necesidades, un conjunto de acciones que conllevan a la necesidad de definir políticas asociadas a la infraestructura, gestión de tránsito, seguridad vial e inversión. Esto trae consigo un desafío no menor, que es la integración de todos los modos que integran la movilidad urbana, sean estas motocicletas, vehículos particulares y transporte público, sin dejar de lado la bicicleta, pero para ello es importante la infraestructura que se pone a disposición para cada medio.

A partir de lo anterior, creo que la seguridad vial es una carencia importante que posee Melipilla, si bien se han logrado avances, principalmente fuera de establecimientos educacionales, la falta de mantención y poco cuidado que los mismos ciudadanos dan, tiene a varios cruces peatonales en condiciones poco seguras para sus transeúntes, esto agravado con la poca educación vial de automovilistas y peatones, los primeros que no respetan los pasos peatonales y los segundos, que muchas veces cruzamos por donde no corresponde. Ejemplo de lo anterior es el cruce peatonal en el frontis del CESFAM de San Manuel, donde solo una baliza funciona, el paso está borrado y los vehículos transitan a altas velocidades como si fuese una autopista, existiendo ahí las señaléticas básicas para un transitar acorde a la localidad. Este tema debe preocupar a las autoridades, este centro de salud familiar es frecuentado por cerca de 150 personas al día, entre funcionarios/as que ahí trabajan y pacientes, siendo estos principalmente adultos mayores.

Se hace necesario entonces poner sobre el tapete la necesidad de fortalecer y ampliar las capacidades técnicas de los gobiernos locales para la planificación, gestión y ejecución de proyectos de movilidad urbana que apunten a construir una ciudad integradora, inclusiva, segura y sostenible, de manera de conectarnos con los desafíos mundiales en esta materia, pero también de responder oportunamente a los cambios que nuestra Melipilla está viviendo, para ir de la mano con una mejora en la calidad de vida.

Merecemos una ciudad con mejor infraestructura creadas por todos y todas, poniendo énfasis en la perspectiva de género, para toda la gente, sin distinciones de edad, capacidades físicas o nivel socioeconómico; donde todos los transeúntes la puedan usar, especialmente peatones, ciclistas y usuarios del transporte público; una ciudad atractiva de día y de noche que propicie la convivencia urbana y el uso del espacio público, donde podamos tener un desarrollo social, económico y productivo. Finalmente, lo que merecemos es una comuna que genere y tome en cuenta los procesos de participación colectiva para la transformación de nuestro hábitat y el tejido social que nutre nuestro proceso de desarrollo.

Nicolás Valdenegro Muga

Trabajador Social

[1] https://www.caf.com/es/actualidad/noticias/2013/08/que-es-movilidad-urbana/?parent=14062

 

ÚLTIMAS NOTICIAS