Lunes, Junio 24, 2024

Jóvenes melipillanos practican deporte y desarrollan sus habilidades a través del Taekwondo

MELIPILLA.- Un estudio internacional sobre los niveles y tendencias de la actividad física de niños y adolescentes de 57 países, sitúan a Chile en el quinto lugar de las naciones menos activas a nivel general. El reporte mostró que menos de la mitad de los niños chilenos participa en deportes ya sea en la escuela o clubes deportivos.

En tal sentido, es fundamental que desde ya, los adultos incentiven la práctica deportiva y vida saludable en los niños, niñas y adolescentes. Por tal motivo, siempre es importante destacar a jóvenes que llevan el deporte en la sangre y que son ejemplos latentes de una buena calidad de vida.

El Comunicador Noticias conoció a Isidora Miranda, Juliette Riquelme y Benjamín Baldarrago, tres jóvenes deportistas melipillanos que practican Taekwondo en la Academia Bekho Silva Chavez, y que gracias a su pasión por el deporte, esfuerzo y perseverancia han logrado destacar en sus disciplinas.

Isidora Miranda

Sus inicios en este deporte fueron cuando tenía 6 años, en el taller de taekwondo de su colegio, el cuál era dirigido por los profesores Herman Bastias y Benjamín Medina.

“Siendo chica el esfuerzo de mis papás por llevarme a entrenar era lo que me hacía ir a clases, sin embargo, mi asistencia era bastante fugaz por temas personales”, nos contó Isidora.

El camino para seguir creciendo no ha sido fácil para Isidora: “Siendo cinturón café dejé de entrenar 1 año y medio por una lesión de rodilla hasta que a principios del 2019 volví a entrenar pero en el club de Villa Galilea del profesor Benjamín y desde ahí he ido avanzando en rango hasta que llegué a cinturón negro, y también ayudando en clases preparándome para ser instructora. Hoy tengo mi collar rojo que es el primer paso para enseñar y pretendo seguir mejorando hasta que llegue a mi máximo potencial”.

Entre los logros más importantes de esta joven melipillana, luego de años de entrenamiento, se encuentran el tercer lugar en Fórmula en el Top Ten del Panamericano y el primer lugar en el Campeonato Nacional, en Fórmula y Armas año 2021.

“Sobre mi vida personal, tengo 16 años, voy en tercero medio y mis compañeros suelen conocerme como la que hace patadas o hace taekwondo, incluyendo a los profesores o a personas de otros cursos, pero suelo ser bien apoyada por mis amigos y familia”, señaló Isidora.

Benjamín Baldarrago Vargas

Comenzó en este deporte cuando cursaba primero básico, recibiendo su cinturón negro a los 8 años de edad.

“No me acuerdo mucho de mis comienzos, más que nada por las fotos, el año 2017 salí campeón nacional, luego con la pandemia seguí entrenando en casa, compramos un tatami y entrenaba en línea con mi hermano chico, hace un poco más de un año rendí mi examen para tercer dan y sigo entrenando, 3 veces por semana con el profesor Herman Bastías”, nos contó Benjamín.

Sobre lo que ha sido más difícil para mantener la disciplina, luego de tantos años entrenando, Benjamín nos señaló lo siguiente: “No se me hizo difícil, como comencé chico, para mí era normal entrenar, ahora que entré a la universidad me pierdo poder ayudar en algunas clases, salvo alcanzo a llegar justo a entrenar a mis clases, puesto que los días de entrenamiento salgo tarde”.

Como recomendación para los niños y niñas, Benjamín dice que “siempre es importante realizar actividad física, si es desde niño mejor, cualquiera sea la edad y el deporte. Por ejemplo, el taekwondo entrega muchas herramientas para la vida, no solo físicas, también mentales”.

Juliette Riquelme

Luego de comenzar a entrenar Taekwondo a los 9 años, se mantuvo constante en su asistencia hasta el año 2020, donde no pudo continuar por motivos de pandemia.

“Retomé definitivamente en diciembre del año pasado entrenando los días martes, jueves y sábado, además este año empecé la ayudantía en clases, con la meta de poder obtener el collar rojo y aprender a enseñar”.

Entre sus logros deportivos, el año 2018 Juliette fue campeona nacional: “gracias al esfuerzo de mi mamá por llevarme a todos los torneos y esfuerzo mío, me sentí muy orgullosa de mí, ya que el no perderse ningún torneo y tampoco faltar a clases dio resultados”.

Sobre volver a entrenar y recuperar el ritmo de entrenamiento, luego de 3 años, y como la recibieron sus compañeros, Juliette señaló: “No había perdido mucho la técnica y la elongación, pero mi estado físico estaba paupérrimo, me cansaba demasiado, tarde al menos dos meses en retomar el ritmo, el recibimiento fue normal, como si nunca me hubiese ido”.

Finlamente, Juliette nos contó un poco sobre su vida: “Voy en cuarto medio y cuesta un poco complementar colegio con las jornadas de entrenamiento, por los horarios, dejo mis cosas en la academia porque me paso directo del colegio, para ayudar en las clases y practicar. Espero seguir entrenando por mucho tiempo más para poder seguir superándome en Taekwondo”.

ÚLTIMAS NOTICIAS