Martes, Mayo 21, 2024

Escuela Raquel Fernández de Morandé obtiene Certificación Ambiental en Nivel Excelencia

MELIPILLA.- Con gran alegría la comunidad educativa de la escuela Raquel Fernández de Morandé recibió la noticia que obtuvieron la Certificación Ambiental, nivel Excelencia, que entrega el Sistema de Certificación Ambiental de Establecimientos Educacionales (SNCAE).

Se trata del primer establecimiento público de la comuna en recibir la distinción máxima (excelencia), lo que tiene muy contentos y orgullosos a todos los integrantes del establecimiento.

“Estamos muy contentos, ya que es un reconocimiento que refleja todo el trabajo realizado por nuestra comunidad educativa. Postular a la certificación medioambiental es un proceso desafiante y complejo, que dura todo un año, donde hay que generar acciones y evidencias en torno a lo solicitado en la matriz”, señaló el director del establecimiento, Carlos Meza Ballesteros, agregando que “este reconocimiento nos hace ser una escuela sustentable, que genera conciencia ecológica en nuestros estudiantes”, afirmó.

El SNCAE busca ser una estrategia integral para abordar la educación ambiental para la sustentabilidad en los establecimientos educacionales del país, desde la educación parvularia hasta la educación media. La certificación se divide en tres categorías: Básica, Media y Excelencia.

Los primeros dos tienen una duración de dos años, y el tercero, de cuatro. Pedro Varo Mondaca, profesor a cargo del proyecto con el que postularon, se refirió al enorme trabajo que tuvieron que realizar para conseguir la certificación.

“Durante todo el año trabajamos arduamente en relación a las exigencias y requerimientos solicitados en el proceso de certificación medioambiental. Obtener la excelencia es una muy
buena señal, porque refleja que vamos por el camino correcto, desarrollando en nuestros estudiantes diferentes habilidades, que son necesarias para el mundo actual, especialmente en su relación con el entorno natural”, aseguró el docente.

Para el Raquel Fernández lograr el nivel “excelencia” conlleva una serie de exigencias. “Nos implica seguir trabajando en fomentar la conciencia socioambiental y los impactos que podemos llegar a provocar en nuestro entorno más cercano y en el planeta. Además, el presente año comenzaremos con nuevos desafíos medioambientales, por ejemplo, un taller de huerto y los cuidados que esto implica: cultivos, cuidados de la tierra, tipos de suelos, mesas de cultivo, compost, cuidado de semillas, esquejes, entre otros”, afirmó Pedro Varo.

Entre las actividades que han realizado se pueden mencionar caminatas saludables, recolección de basura del entorno, creación de casas para aves locales en peligro de extinción, ornamentación del colegio, huertos verticales, cultivos orgánicos en barricas de vino, promoción de riesgos en el entorno más cercano (corta fuegos, uso de bloqueador solar, etc), separación de residuos, entre otras.

En la actualidad, 16 de los 26 establecimientos públicos de la comuna tienen certificación ambiental. De ellos, ocho, tienen nivel básico; siete, medio, y desde este año, el Raquel Fernández, tiene el nivel excelencia.

ÚLTIMAS NOTICIAS