Lunes, Junio 24, 2024

Cóndor se rehabilitará en Talagante y especialistas evaluarán reinserción a su hábitat

TALAGANTE.- El Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) de la Región Metropolitana recepcionó un cóndor proveniente de la región de Los Ríos con destino al Centro de Rehabilitación de Aves Rapaces (CRAR). La especie protegida se encuentra en proceso de recuperación y evaluación para determinar su reinserción.

Se trata de un ejemplar juvenil macho que fue encontrado, a fines del 2023, en la ruta del sector Auquinco, comuna de Lago Ranco por vecinos del sector. El ave tenía diversas lesiones de origen desconocido y en condición corporal deficiente.

En el Centro de Rescate y Rehabilitación de Fauna Silvestre (Cerefas) de la Universidad Austral de Chile, se comenzó el proceso de recuperación del ejemplar, el cual será finalizado en el CRAR, debido a la alta experiencia y especialización en la rehabilitación de este tipo de aves rapaces.

“Gracias a la coordinación del SAG de Los Ríos y RM, este cóndor llegó en buenas condiciones; pesando 10 kilos (aprox.), con comportamiento silvestre y activo. No obstante, debemos esperar cómo evoluciona en estos meses y la evaluación final de los expertos de CRAR para autorizar su posible reinserción”, comentó Katherine Daza, Encargada Regional de Recursos Naturales de SAG RM.

Este sería el primer ejemplar, del 2024, trasladado a un centro de rehabilitación en la región Metropolitana. Hasta la fecha, no se han registrado denuncias por este tipo de ejemplares heridos o en peligro en el Gran Santiago.

Cabe destacar, que el cóndor es una especie protegida debido a su gran importancia en la cadena trófica a nivel nacional, “es por eso que agradecemos a los/as usuarios/as que, al avistar este tipo de ejemplares en malas condiciones, realizan la denuncia para poder coordinar su traslado a un centro de rehabilitación”, agregó Daza.

ALIMENTACIÓN

En esa línea, la especialista del Servicio, reiteró el llamado a la ciudadanía que habita en el sector oriente de la capital, a no alimentar a esta especie protegida cuando se acerquen a los balcones de edificios, debido al alto riesgo de que pierdan su conducta silvestre en la búsqueda de alimentos.

“Además, y no es menor, el ataque de esta ave es bastante fuerte, por lo que el riesgo de sufrir un accidente es altísimo. Otro punto, es que el animal puede verse afectado por algún tipo de intoxicación”. Comentó Katherine Daza.

ÚLTIMAS NOTICIAS