Lunes, Junio 24, 2024

Condena de 20 años de cárcel para delincuente que mató a carabinero Carlos Retamal

MELIPILLA/ SAN ANTONIO.- El Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de San Antonio sentenció a una pena de más de 20 años de cárcel a Jeremy Antonio Rodríguez Carvallo, condenado como autor de los delitos de homicidio de funcionario de Carabineros, conducción con placa patente adulterada y participación en carreras clandestinas.

Tras el juicio iniciado el 10 de mayo, el sujeto conocido como el “Toretto de Melipilla”, por su obsesión con la saga Rápido y Furioso, solo fue absuelto de la imputación que la Fiscalía Regional de Valparaíso le hizo por un delito de receptación.

La investigación acreditó que pasadas las 18.00 horas del domingo 9 de octubre de 2022, en el sector Malvilla de San Antonio, Rodríguez conduciendo un automóvil Nissan V-16 Sentra, atacó con un fierro al suboficial mayor Carlos Rodrigo Retamal Jaque, motorista de la policía uniformada que al ser alertado de la competición ilegal acudió junto a un compañero de labores a avenida La Factoría con la finalidad de registrar las placas patentes de los involucrados.

Según consigna el fallo condenatorio del pasado 23 de mayo, ante la huida masiva de todos los participantes de las carreras, mientras los dos funcionarios de Carabineros se mantenían en el sitio en que estacionaron sus motocicletas, y en pleno conocimiento de su presencia y su condición policial, Rodríguez se acercó a ellos en su vehículo, que manejaba con una patente de otro automóvil, y a no más de tres metros, lanzó en contra del entonces sargento Retamal, desde la máquina en movimiento, con ánimo homicida, un fierro que portaba y que impactó en el rostro del carabinero, ocasionándole –entre otras lesiones– un traumatismo encéfalo craneano grave, asociado a múltiples lesiones óseas, vasculares y neuronales que le causaron la muerte a 48 horas del ataque.

Rodríguez, con antecedentes policiales por hurto y porte ilegal de munición, tenía 24 años a la fecha del crimen y fue detenido cinco días después en la comuna de Quilicura, mientras que su automóvil fue ubicado en Melipilla. El sujeto permanecía cumpliendo prisión preventiva en el Complejo Penitenciario (CP) Rancagua y conoció allí la decisión del tribunal.

Retamal también era bombero de la Segunda Compañía de Melipilla. Murió un día antes de cumplir 41 años. Tenía una hija de 14.

En homenaje por su calidad de mártir institucional, al perder la vida en un acto de servicio, recibió un ascenso póstumo de sargento segundo al grado de suboficial mayor de Carabineros. Había completado 17 años de labores en la policía uniformada y se desempeñaba en esos días en la Tenencia Las Cruces, dependiente de la Segunda Comisaría de Cartagena y ubicada en la comuna de El Tabo, la que cambió de nombre en su honor.

Su muerte impulsó modificaciones en las normas que protegen a los funcionarios policiales y en abril de 2023 comenzó a regir la Ley Nain-Retamal, bautizada en su memoria y en la de Eugenio Nain, otro uniformado mártir, fijando sanciones más duras en contra de aquellos que atenten contra la vida de los funcionarios policiales.

Esta ley fue considerada al fijar la sanción contra su homicida.

Fuente: latercera.com

ÚLTIMAS NOTICIAS