10.5 C
Melipilla
jueves, septiembre 29, 2022

Comunicación al servicio de una auténtica cultura del encuentro

Bajo este lema, el papa Francisco nos ha animado a reflexionar, con motivo de la 48ª Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales, acerca del núcleo de identidad de los procesos comunicativos: lo relacional como clave de una convivencia social humanizada y humanizadora.

obispo contrerasEl Santo Padre sitúa el escenario comunicativo en el dramático contraste entre el incontenible despliegue de las tecnologías y las escandalosas distancias sociales que excluyen y marginan a tantos. A partir de ese contexto nos invita a dar pasos decisivos para estar más cerca los unos de los otros. Para derribar los muros existenciales que nos distancian, no basta, entonces, con el acceso a recursos tecnológicos o la posesión de buenas “redes” de contacto entre los poderosos de la información.

Más allá del “click”, del “me gusta”, de la cantidad de visitas o descargas, el encuentro humano requiere, recuerda el Papa, “que estemos dispuestos no solo a dar, sino también a recibir de los otros”. Es el diálogo, una vía tan de moda en el debate público actual, el que construye una relación a escala humana. Diálogo en que sus protagonistas se reconocen como legítimos, se acogen, respetan y asumen capaces de construir juntos desde su singularidad. Esta disposición es mucho más que simple tolerancia. Como dice el Papa, “la persona se expresa con plenitud no cuando se ve simplemente tolerada, sino cuando percibe que es verdaderamente acogida”.

Por eso el Mensaje subraya con claridad que la comunicación es, en definitiva, una conquista más humana que tecnológica. En el encuentro verdadero que se construye desde el “genuino deseo de escuchar a los otros”, la experiencia humana se puede comprender en su mayor riqueza, y los valores que el cristianismo ha contribuido y sigue contribuyendo a la sociedad cobran un nuevo sentido.

El Papa ha querido regalarnos, como imagen luminosa para comprender la comunicación en términos de proximidad, la parábola del Buen Samaritano. Nos la presenta como una parábola del comunicador, porque “quien comunica se hace prójimo, cercano. El buen samaritano no sólo se acerca, sino que se hace cargo”. No puede un discípulo misionero de Jesucristo no hacerse cargo cuando verdaderamente se reconoce al otro como un semejante. “Comunicar significa, por tanto, tomar conciencia de que somos humanos, hijos de Dios. Me gusta definir este poder de la comunicación como «proximidad»”, nos dice Francisco.

Es cierto que estar conectados no es suficiente. La ternura de Dios presente en cada ser humano solo podemos gozarla a partir de un encuentro auténtico entre personas. Es el encuentro humano el que da forma a la vocación misionera de toda la Iglesia. Y desde el gozo que brota al encontrarnos con otros, el testimonio desbordante será capaz de inundar todas las redes sociales, también las tecnológicas, de amor, belleza, alegría y esperanza. Así seremos “Iglesia que logre llevar calor y encender los corazones”.

Mons. Cristián Contreras Villarroel

Obispo de Melipilla

ÚLTIMAS NOTICIAS

Festival Oktoberfest vuelve a Malloco después de dos años de ausencia

MALLOCO.- La comuna de Peñaflor tendrá de regreso el Festival Oktoberfest, evento musical y culinario que estuvo ausente durante dos años debido a la...

Precio de las bencinas aumenta en 9,7 pesos por litro desde este jueves

NACIONAL.- La Empresa Nacional del Petróleo (ENAP) informó que el precio de las bencinas vuelve a aumentar este jueves 29 de septiembre. La compañía petrolera...

Millonario robo a conductor de camión repartidor de gas en San Pedro

SAN PEDRO.- Carabineros de la Tenencia de San Pedro se encuentran investigando un violento asalto sufrido por el conductor de un camión repartidor de...

Presidente Gabriel Boric encabeza conmemoración del Día Internacional del Turismo en Pomaire

MELIPILLA.- El Presidente de la República, Gabriel Boric, encabezó la celebración del Día Internacional del Turismo en la localidad de Pomaire. La actividad, bajo...