Lunes, Mayo 27, 2024

Clínica clandestina recibe a menores del Servicio Mejor Niñez en Curacaví

CURACAVI.- Un caso de violencia infantil conmociona a Curacaví. A través de un reportaje de Meganoticias, se reveló la existencia de una clínica clandestina que recibe a menores de edad derivados desde el Servicio Mejor Niñez. En el lugar donde se supone deben ser protegidos, los menores han estado expuestos a agresiones, abusos, malas condiciones sanitarias, problemas de infraestructura y situaciones de alto riesgo.

El lugar pertenece al ex alcalde de Ñuñoa, Pedro Sabat, y en su fachada se anuncia como la Clínica Psiquiátrica Erikson. Sin embargo, ex funcionarios del lugar afirmaron que la realidad es otra: los jóvenes son trasladados a una casona ubicada en el patio trasero donde ocurren graves situaciones.

Luis Contreras, ex funcionario de la Clínica Erikson, afirmó a Meganoticias Investiga que “la fachada era la clínica. Ellos llegaban a la clínica y después se iba la gente que correspondía que los dejara ahí y ellos los derivan acá a la casona”.

El técnico en enfermería, que dejó de trabajar en el recinto hace unos días debido a las irregularidades que existían, añadió que “las piezas no tenían las condiciones necesarias para sus tratamientos. Y uno mencionaba el tema y los dejaban, así como si nada. ¿Cómo le llamaban a esa casa? Le decían la residencia o muchos le decían ‘la casa del terror’”.

Además, afirmó que no solo existía falta de infraestructura, sino que tampoco había cómo supervisar las peleas y descompensaciones que sufrían los niños.

Contreras posteriormente reveló un supuesto caso de violencia extrema. Un adolescente con TEA fue brutalmente golpeado más de una vez. “La verdad me marcó porque él era muy agredido. Le pegaban patadas en los testículos, lo agarraban a palos y todo eso lo ocultaban”, indicó.

Otra funcionaria, que prefirió reservar su identidad, afirmó que vio fiestas que terminaban en descontrol entre menores de 13 y 16 años, además que no solo se derivaba a pacientes, sino que también a infractores de la ley, quienes agredían a los otros niños.

“Dormían hombres y mujeres juntos, me tocó ver relaciones sexuales entre los chicos. Y uno mencionaba el tema y los dejaban, así como si nada”, sostiene Luis.

El ex alcalde de Ñuñoa, Pedro Sabat, al ser consultado por Meganoticias, señaló por WhatsApp que “hace un mes no hace una visita al lugar” y que “el Estado está moroso con ellos hace un año”.

También respondieron dos de sus hijos que están a cargo de la administración, junto a María Francisca Acevedo, encargada de la residencia, la que llaman unidad de alta complejidad. Ellos afirmaron que hicieron una gran inversión para recibir a los jóvenes y que mantienen algunos recintos cerrados producto de las compensaciones.

“Tenemos que ser sinceros, acá ningún niño debiera quedarse solo, hay que ver qué está pasando con las cuidadoras”, respondió Acevedo.

ÚLTIMAS NOTICIAS