Miércoles, Julio 24, 2024

Alcalde de Talagante demora permiso de edificación de jardín infantil “Araucaria” y niños se quedan sin educación

LONQUÉN.- En agosto de 2022, el alcalde de Talagante, Carlos Álvarez, afirmaba con toda fuerza a la comunidad del sector Villa “José Véliz” que “no hay riesgo del cierre de la sala de cunas y jardín infantil ‘Las Araucarias’, así que despejo esa variable ‘al tiro’. Queremos que las condiciones de los niñas y niñas que asisten acá sean mejores”.

Pues bien, desde aquella promesa han pasado 8 meses y el edil aún no firma el permiso de edificación para que el recinto educacional sea remodelado (con dineros Junji), cumpla las nuevas normativas y retome la educación de niñas y niños en Lonquén Sur. Sin razón aparente, y con el cómplice silencio de la directora de Obras, Ana María Bertucci, la desidia del jefe comunal, que solo tiene que colocar una firma, está pegando duro en los apoderados y tías del jardín infantil.

“No tengo la ayuda de nadie y debo trabajar para darle a mi hija lo que necesita, pero con el jardín infantil cerrado no tengo quien me la cuide, lo que me está obligando a dejar mi trabajo. Imagínese el problema económico que enfrentaré”, sostuvo Natalia Pinto.

Por su parte, Dayana Molinés, también apoderada, comentó que “mi hija está matriculada desde el año 2020, y el jardín me la cuida y educa mientras yo estoy en la Educación Superior. Entonces, con el jardín cerrado le niego una educación a mi niña y obligándome a ‘congelar’ mis estudios al no tener redes de apoyo para su cuidado”.

Michelle Pérez es educadora de párvulos de “Las Araucarias” y comentó que “con el jardín cerrado se ve afectada mi fuente laboral, que es cercana a mi casa y es resguardo principal de mis hijos hoy en día. Este es un gran proyecto que apoyará a la comunidad, pero cerrado obliga a las mamás y papás a trasladarse hasta el sector del ‘Roto Chileno’, que como sabemos cuenta con muy mala locomoción en la mañana. Es más, los niños se están quedando sin alimentación y sin el beneficio de la locomoción gratuita”.

En tanto, Lisette Álvarez, funcionaria del recinto educacional, comentó que “el cierre del jardín afecta a todas quienes realizamos diariamente funciones. Demás está decir el daño que está provocando a los niños y niñas del sector, se están vulnerando sus derechos”.

ÚLTIMAS NOTICIAS