+ Noticias, Policial, Salud, Últimas Noticias|26 junio, 2019 22:00

Melipilla: Vecinas de Ulmén denuncian peligrosas jaurías de perros

Victoria Morales, vive en el sector de Los Maitenes, y denuncia que en el camino Las Tinajas y camino El Boldo específicamente, los vecinos están sufriendo constantes ataques de jaurías de perros con serio peligro para los habitantes de la zona.

Hasta el momento los ataques de decenas de perros, han tenido como objetivo los animales que mantienen en sus patios los vecinos del sector, “los perros que supuestamente pertenecen a un refugio, actualmente pasan más en la calle que en el refugio, estos perros están atacando y matando vacas, potrillos, gallinas, patos, etc. Acá se comieron uno de los potrillos vivos, hay yeguas que están pariendo y los perros llegan en jauría, esto es terrible y muy peligroso”, señaló Morales.

El problema es que esto ocurre casi a diario, los vecinos han reclamado a los dueños del refugio de animales, y no se dan por aludidos, los perros andan sueltos por la calle, ensangrentados, hambrientos y atacan a los transeúntes.

El supuesto refugio, según información entregada por las entrevistadas, cuenta con más de 100 perros, y se ha transformado en un foco insalubre, peligroso y sin control por parte de las autoridades, presentando una amenaza para los vecinos, niños y adultos mayores que viven en el sector.

Vilma Retamales, también vive en la zona y destaca el peligro de estas jaurías en Ulmén, a quién le mataron salvajemente un potrillo, según muestra la fotografía de la nota, asimismo recalca que los perros están hacinados y las peleas son pan de cada día, y los ataques se repiten constantemente amedrentando a la comunidad.

Actualmente, la Ley de Tenencia Responsable de Mascotas y Animales de Compañía, conocida también como «Ley Cholito», establece una serie de obligaciones que una persona contrae cuando decide aceptar y mantener una mascota o animal de compañía.

A partir del nuevo marco jurídico, la persona que tenga una mascota, deberá registrarla e implantarle un dispositivo electrónico (microchip); responsabilizarse de su alimentación y manejo sanitario; responder civilmente de los daños que causen. Ninguno de estas obligaciones se estaría cumpliendo hoy en este supuesto refugio denunciado por los vecinos.

Noticias Relacionadas

Escriba su Comentario