+ Noticias, Política, Últimas Noticias|3 diciembre, 2014 16:33

Teletón: Una instancia que nos llama al debate

Mucho se habla de la Teletón días antes de que se realice, después de ella es bien poco lo que se comenta o discute.

nvCada vez que esta “cruzada solidaria” se lleva a cabo son innumerables las opiniones, comentarios y críticas en torno al show mediático que encabeza el connotado animador de TV “Don Francisco”, se leen posturas a favor como posiciones en contra, algunas de ellas muy apasionadas e irritantes.

Lo cierto es, que el debate crece, algunos buscan acá un espacio para desacreditar a los participantes, arrojarles algo de estiércol verbal, incluso aparecen posiciones revisionistas, algunas más postmodernas de esta onda de ir en contra del sistema neoliberal a propósito de la dominación capitalista, pero no por ideología, sino que por moda, donde la crítica a los empresarios es la que consigue la atracción del grupo y concentra la atención del debate, debate que se pone interesante cuando hablamos de la disminución de impuestos por parte de las empresas por el hecho de realizar una donación, donaciones que alcanzan sólo una parte del total recaudado, el 70% de los dineros reunidos los facilita el ciudadano de a pie, común y corriente, que no gana un sueldo “reguleque” y que, además, paga sus impuestos y no tiene rebajas impositivas por esto.

Así las posiciones ahondan en críticas y se hace el llamado a terminar con esto, a terminar con la Teletón, pero yo me pregunto, ¿hay que tan sólo terminar con la Teletón, será el Estado el más idóneo para hacerse cargo de la rehabilitación de las personas con discapacidad? Tengo la convicción, que el Estado debería hacerse cargo, pero no el actual, hay que recordar que nuestro Estado fue desmantelado en la época oscura del país, los gobiernos civiles que vinieron a continuación profundizaron las concesiones y la tercerización de los servicios, no sé qué tanta capacidad tenga hoy para realizar la gestión que la Teletón desarrolla a lo largo del país, las cifras de personas atendidas son considerables, la calidad de atención es destacable.

Por todo ello centraría el debate en cómo se financia esta iniciativa, bien lo mencionó Márquez de Illapú cuando hace referencia al 1% de las ganancias de las empresas, sugeriría la revisión de la ley de donaciones e incluso un sistema de financiamiento anual que permita un ingreso constante y permanente. Ahora si lo que molesta no es esto y el show, hay que apagar la tele, arrendar alguna película o salir a pasear, alternativas hay muchas, no necesariamente ponerse grave y lanzar una artillería en contra del show televisivo; al final la meta se logró, la gente se empoderó realizando actividades y movilizando a sus pares.

Nicolás Valdenegro

Trabajador Social

 

Noticias Relacionadas

Escriba su Comentario