Mujeres Destacadas de Melipilla

Conoce el trabajo desarrollado por mujeres de nuestra zona, en diversos ámbitos como vecinal, social, político y económico.

Isabel Guevara

Isabel Guevara es madre de 5 hijos, vive en El Bollenar y tiene un emprendimiento de venta de calzado llamado “Kamily”, y otro emprendimiento llamado “Déjate Sorprender” de desayunos a domicilio.

Isabel GuevaraIsabel, ¿de qué se tratan estos 2 emprendimientos, cómo se hacen realidad?

“Kamily” es mi mayor orgullo, porque empecé desde la nada, primero vendiendo ropa usada en la feria, vendiendo ensaladas de penca, vendiendo detergentes, trabajé mucho tiempo en el campo, y yo quería emprender, fue así que años atrás formé una agrupación de Mujeres Emprendedoras de Bollenar, con la finalidad de que las mujeres saliéramos adelante en el campo laboral.

Quería demostrar que las mujeres sí podemos ser independientes, sustentar nuestra propia casa, poder trabajar, dar un espacio para la mujer en Bollenar, emprendimos de a poco, surgiendo lentamente, creando ideas, al principio no hallaba qué vender, fue así que un día me dije ¿y si vendo zapatos en Bollenar? Acá nadie vende zapatos. Y creo que le di el palo al gato, porque ya llevo 2 años con mi emprendimiento de calzado “Kamily”, ha sido un éxito transformándose hoy en la única zapatería del pueblo de Bollenar.

¿Tenía alguna experiencia en el rubro, cómo decide crear estos emprendimientos?

No, no tenía ninguna conexión con el tema, pero sí mi familia fueron siempre comerciantes, comerciantes ambulantes.

Yo tengo 5 hijos, que son el motor de mi vida, el motor para seguir adelante, aún los estoy criando, entonces esto me motiva, me da fuerzas, por circunstancias de la vida una de mis hijas no pudo seguir estudiando, la verdad es que no me dio el bolsillo, pero quería que ella también emprendiera algo,  y en un momento nos dijimos: ¿por qué no vendemos desayunos a domicilio y le ponemos un nombre?, y así nació “Déjate Sorprender”, así es que llegamos todos los días con muchas sorpresas a distintos domicilios, recorremos toda la comuna de Melipilla, María Pinto, teniendo muy buena acogida, para el día del Niño entregamos más de 100 desayunos, con diversos personajes como Frozen, Spider Man, donde toda la familia trabaja, intentamos ser siempre lo más creativos posibles.

Nos preocupamos siempre de ser puntuales, ofrecer un buen servicio, somos 24/7, si usted me dice necesito un desayuno en 1 hora más, en 1 hora más se lo vamos a tener.

¿Cómo das a conocer tus productos?

Mi fuerte han sido las redes sociales, tengo un Facebook para calzados “Kamily”, donde siempre publico los tipos de calzado, las tendencias, lo nuevo que viene llegando, siempre tenemos novedades, además con el emprendimiento de los desayunos reparto tarjetas a cada lugar que voy, tenemos una imagen con logo, donde incluyo mi dirección, número de teléfono, ya me manejo con el marketing e intento hacer mucha publicidad.

¿Qué importancia tienen los estudios para ser un buen emprendedor o emprendedora?

Claro que todo sirve, cuando yo empecé era ignorante en muchos temas, por ejemplo la importancia de saber cómo tratar a la gente, saber cómo relacionarse entre pares, con los proveedores, para no tener conflictos, he tenido la posibilidad de hacer cursos, capacitaciones, prepararme para el mundo laboral, de empoderamiento femenino, que creo son tan importantes en la vida de una mujer, no basta con que te regalen una cocina o un horno, creo que cuando uno aprende a valorarse y a quererse eso es clave para el éxito.

Yo en algún momento tuve la autoestima muy baja, pero gracias a estos cursos o talleres me fui empoderando, creyendo el cuento, confiando más en mí, dándome cuenta que yo podía, que era capaz de salir adelante, por mí y por mis hijos, entonces el capacitarme ha sido de gran valor, utilizando hoy todas las redes que me han proporcionado, para desenvolverme bien en la vida, cambiando incluso mi personalidad que antiguamente era sumisa, pasando a ser alguien que confía más en sus ideas.

¿Creer en tus capacidades es clave para emprender?

El no creerme el cuento, el no creer que yo fuera capaz me detenía en todo, siempre tuve miedo de salir a la calle, de hacer el ridículo vendiendo ropa usada, en el suelo, a mí me costó mucho tomar la iniciativa y decir que yo podía, dejar de pensar que van a decir mis vecinos, que van a decir las demás personas, pero luego con el tiempo fui atreviéndome y creyendo que lo estaba haciendo bien, recibiendo felicitaciones, sintiéndome mejor conmigo misma.

Hoy, para mí la satisfacción más grande es ver a mis hijos realizados, mi hija ya se recibió de profesora, mi hijo está pronto a viajar para Corea del Sur con una beca, ver la alegría de todos mis hijos es impagable, el poder ofrecerles algunos detalles simples pero para mí de gran importancia, como poder llevarlos al cine cuando queremos, salir a comer juntos, ir a un concierto, algo que antes no se podía, hoy sí se puede.

 

Bernarda Bulboa Meza – Presidenta de la Junta de Vecinos El Pimiento de Mallarauco, Dueña de Casa, Atiende Correos de Chile y la Biblioteca Nuevo Horizonte.

Bernarda Bulboa¿Cuántos años lleva como dirigente social y cómo se inició en este ámbito?

Iniciamos en el año 90, con don Juan Musrri, y don Víctor Salgado (Q.E.P.D) que ya no está con nosotros, con ellos me inicié como secretaria, después como tesorera, y así fue aprendiendo, aunque yo creo que uno nace con esto del trabajo social, uno lo lleva en la sangre, por el camino uno aprende a ser cada día mejor dirigente, hasta que llegué a ser Presidenta de la Junta de Vecinos y ya llevo más de 15 años como dirigente, pasando por diversos cargos.

¿Cuántas personas componen el sector de El Pimiento de Mallarauco?

Somos alrededor de 800 personas, tenemos una población con 83 familias, más 27 familias de allegados, más toda la gente que vive en los alrededores, este es un sector muy grande, y que si sigue creciendo como vamos, seguramente llegaremos pronto a las 1.000 personas.

¿Qué la motiva a ser dirigente social durante todo este tiempo?

Me motiva querer mejorar la calidad de vida, darle a mis nietos y a los niños del sector todo lo que nosotros no hemos tenido, antes uno se distraía en la casa jugando a las bolitas, el trompo, eso hoy casi no existe en las casas, yo creo importante tener un espacio de recreación en el sector, donde ya tenemos una plaza, la estamos equipando con juegos, hay una multicancha, que no tiene iluminación para ocuparla de noche, estamos luchando por eso, entonces eso me motiva, querer mejorar la calidad de vida, que los niños tengan esparcimiento y recreación, que los adultos mayores sean escuchados y tengan un espacio donde reunirse, para que la gente esté contenta con su sector.

¿Es muy difícil ser dirigente hoy en día?

En el área rural yo creo que sí, porque estamos muy distantes, cuesta mucho lograr cosas, pero cuando uno se lo propone y quiere hacer cosas, no importa tener que estar haciendo trámites todo un día, queda la satisfacción cuando se logran cosas, cuando se logran objetivos, pero siempre es muy difícil, uno muchas veces tiene que trabajar sola, y se han logrado cosas, primero que todo hay que creer en uno, trabajar honestamente, ya que así más la gente la respalda, más confían en uno. Muchos me dicen que soy la alcaldesa del sector, porque si pasa algo yo lo sé de inmediato, y no es porque sea copuchenta (risas), pero la gente está acostumbrada, a que si pasa algo bueno o algo malo, yo lo sé rápidamente, si es que hay problemas para que yo los resuelva, y otro para que estemos todos bien.

¿Cuáles son las características que siempre deben estar presentes en un buen dirigente o dirigenta social?

Primero hay que creerse el cuento, lamentablemente uno a veces no tiene mucha educación, no tiene mucho estudio, pero hay que saber llegar a las personas, a las autoridades, yo a veces me equivoco al hablar, pero las autoridades me creen, yo creo que uno siempre debe tener convicción y vocación en lo que hace, servir sin intereses ocultos, servir al que más lo necesita, eso es la verdadera satisfacción o características que yo creo deben estar presentes en una buena o buen dirigente.

¿Y los jóvenes participan en el ámbito social o dirigencial?

Yo siempre he querido formar gente joven, porque uno no es eterno, pero la gente joven no está entusiasmada en esto, yo veo que a veces están más interesadas en pasarlo bien, en que les hagan las cosas, yo pediría que los jóvenes se comprometieran más, que sean partícipes de su sector, eso hace mucha falta, que los jóvenes se integren, porque son reacios, sino pertenecen a un club deportivo prácticamente no hacen nada, yo hablo por mi sector, quizás en otros lugares los jóvenes si están más comprometidos, acá faltan jóvenes que se la jueguen por otros.

¿Le gusta su trabajo?

Muchísimo, esta es mi energía, hace poco perdí a mi mamá, hace 3 meses, y esto me ha ayudado mucho, el trabajo acá en la biblioteca, el trabajo acá en el correo, andar gestionando cosas en el municipio, vivo mi día corriendo, me levanto bien temprano, estoy a cargo de mi nieta, y no paro, yo sé que mi mamita está bien en el cielo, está con Dios, y ella me está ayudando, me está dando esta energía, esta es mi fortaleza, esto es lo mío.

 

Paula Garate Rojas – Consejera Regional (Core) por la provincia de Melipilla

Paula Garate¿Cómo fueron sus inicios en la política?

Mis inicios en la política no están tan claros, primero porque empecé trabajando en la Municipalidad de Melipilla como abogado ayudante con don Fernando Pérez, y después empecé a pasar de cargo en cargo, conectándome con el tema jurídico y social, con regularizarles los papeles a la gente que llegaba con enredos o juicios, y le fui tomando el gusto a esto del contacto con vecinos, con la ciudadanía. Después de eso, el año 2004 o 2005, el Magistrado de turno me nombró como notario interino, donde permanecí un par de años, y ahí definitivamente ya era un tema social, aunque la notaría es un lugar donde se cobra dinero, pero me hacía mantenerme vigente con la gente, con sus problemas cotidianos. Luego conocí a Gonzalo Uriarte que era Diputado por esta zona y ahí comprendí que lo mío era estar en el servicio público.

Cuéntanos sobre tus estudios.

Yo soy abogada de profesión, y esto me hace conservar un perfil bien objetivo y bien profesional, creo que eso es fundamental hoy día, ya que todos los sectores somos un poco responsables de que la gente no crea, no confíe y esté agresiva, muchas veces rayando en las faltas de respeto contra los que ejercemos una actividad política.

Si bien es cierto, las mujeres me verán con muchas herramientas, he tenido una educación que se la debo a mis padres, soy primera generación universitaria y eso es muy significativo para mí, ya que ellos se esforzaron mucho para que yo fuera a la universidad en aquellos tiempos.

¿Cómo es trabajar en un ambiente político mayoritariamente masculino?

Difícil, porque este mundo es machista, Chile es un país machista, muchas veces nosotras mismas potenciamos un poco el machismo así que para mí ha sido difícil porque uno en general nunca se gana las cosas por mérito, siempre se las están atribuyendo a otro tipo de cualidades que por supuesto me parecen ofensivas y faltas de respeto. Afortunadamente, hoy día estamos ganando espacios, desde la presidenta de la junta de vecinos hasta la presidenta de un comité de allegados, porque al ser mujeres vamos generando confianza y vamos diciendo “acá estamos para servir”, y eso me hace conectar mucho con el tema de la violencia. Si bien es cierto, me veo muy fuerte y con mucho carácter, también una sufre violencia de distintas formas, como psicológica, profesional, discriminaciones que una lo ve a diario, un mundo super machista, así que yo espero contribuir desde mi tribuna con un grano de arena para que las mujeres se sientan representadas.

¿Cómo una Consejera Regional (Core) influye en las políticas públicas para cada persona?

El cargo de Core es bien desconocido, pero de a poco hemos ido tratando de mostrarlo, si bien es cierto los Cores somos los que financiamos los proyectos que cada municipio presenta, en el Consejo también hay instancias femeninas, hay una bancada de igualdad de género, donde estamos preocupados de temas que nos importan a nosotras, por ejemplo las mamografías, la salud mental, y tenemos instancias para participar de eso, a mi me gustaría que fuera mucho más, con emprendimiento, con fomento a aprender oficios, para desenvolverse y desarrollarse. Porque las mujeres tenemos una mirada distinta, y por supuesto que a mí me parece muy importante de que haya vereda, que haya iluminación por los niños que van al colegio, por los accesos, porque en la noche a uno no le gusta ir a oscuras, porque puede que la ataquen, que la asalten, y ahí se ve la mano femenina al financiar proyectos.

¿Qué mensaje le darías a las mujeres que desean emprender en su vida?

No me siento con la capacidad o la altura para mandarles un mensaje a cada una, pero sí les digo que reconozco en cada mujer una fuerza interna que es capaz de mover montañas, la importancia de cada mujer con quien he compartido a través del ámbito público, que me enseñan algo distinto, desde la más humilde hasta la más emprendedora, la más trabajadora, la dueña de casa, la que elije ser mamá, la que muchas veces elije no ser mamá, de las que han tenido vidas duras, no tan duras, de las que han sido violentadas, de las que no se ven o son invisibles, reconozco en cada una de ellas algo que me puede servir, y las admiro profundamente, y mi mensaje único sería que se atrevan, si uno no se atreve nada pasa, hay que moverse, hay que atreverse, hay que ganar el espacio, hay que tomar las pocas herramientas que a veces uno tiene, por más chiquitita que sea, organizar en un pasaje una fiesta para unos niños ya es una acción que va a servirles en un futuro, yo siempre les digo: sembrar para cosechar, y en eso el respeto es clave y atreverse es clave.

 

Betty Ramírez Navarro – Administradora de Unpade Melipilla

Unpade es la Unión Nacional de Padres y Amigos de Personas con Discapacidad Mental.

Betty Ramírez¿Cómo fue su inicio en Unpade Melipilla?

Ya son 22 años más o menos, no recuerdo exactamente, pero cuando llegué se necesitaba alguien que administrara el lugar, y esto ya estaba andando, lo que se necesitaba era ordenar un poco todo el movimiento, imagínate que la institución cumple este año 37 años, el día 7 de octubre. Los primeros 10 años no había talleres, era más bien juntarse, reunirse con las familias que tuvieran en su núcleo personas con alguna discapacidad, luego se vio la posibilidad de tener una sede, eso se materializó unos 2 años antes de que yo llegara.

¿Cuantas personas participan hoy en Unpade?

Hoy lo fundamental es el trabajo de confección de bolsas de basuras, donde primero reciben una capacitación laboral, son 14 muchachos, quiénes también realizan actividades extra programáticas, donde destaca la batucada, que es muy bonita, que le gusta a toda la gente, y deportes los días martes y viernes. El trabajo es de lunes a viernes de 10 a 14 horas, después de ese horario tienen las demás actividades.

¿Qué te parece que personas llamadas discapacitadas estén trabajando en esta fábrica de bolsas?

El hecho de que las familias se decidan a traerlos es clave, acá tenemos la política de no tratarlos como personas discapacitadas, está bien, las exigencias son distintas, pero acá buscamos sacar adelante todo su potencial, cada una de las personas tiene su potencial. Somos enérgicos en el sentido de respetar horarios, de que tengan responsabilidades y las cumplan, la visión es que ellos logren en algún momento insertarse a laboralmente, trabajando en alguna empresa, en un negocio, pero fuera de lo que es Unpade, y si ellos no están acostumbrados a cumplir horarios, a cumplir responsablemente, la cosa no funciona, y esa no es la idea. Acá todos saben hacer de todo.

¿Cómo se financian y quiénes compran las bolsas de basura producidas en Unpade Melipilla?

Acá tenemos varios colegios que son muy buenos clientes, tenemos empresas y particulares que vienen a comprar, pero si hay que destacar un apoyo fundamental es el de Empresas Ariztía que nos encargan pedidos grandes y constantes, eso nos mantiene con un trabajo permanente, y nos mantiene relacionados con la empresa, siempre han estado al lado nuestro, de hecho actualmente hay 3 de los jóvenes de Unpade que están trabajando con Ariztía en eventos donde son parte del equipo que prepara algunos eventos, ordenando, apoyando, recibiendo a participantes e invitados, y lo hacen excelente.

Al hablar de trabajo, ¿A usted le gusta su trabajo en Unpade?, ¿Qué es lo que gusta de este trabajo?

A mí me encanta, me encanta, varias personas me han dicho, ¿y para qué sigues trabajando?, pero yo siempre he dicho que esta es mi segunda familia, porque yo tengo una familia grandota, que hemos logrado mantenernos unidos, pero estos chicos son también mi familia, y los trato igual como crié a mis hijas, soy bien bruja (risas), pero estoy viendo los buenos resultados, nadie nos llamaría o nos pediría que los muchachos fueran a trabajar si es que ellos no lo hicieran bien, y en esto Fresia, la educadora que trabaja directamente con cada uno de los muchachos es clave, es la profesional del área, es educadora diferencial, y ya deben ser unos 18 años que está en Unpade, y lo mismo la monitora deportiva que está hace unos 15 años.

¿Qué mensaje le enviaría a la comunidad de Melipilla?

Que se acerquen a nuestra organización, que conozcan nuestro lugar de trabajo, que vean lo que hacemos, acá hay dedicación y cariño por lo que se hace, también agradecer a las autoridades, a las empresas, a la comunidad, a los socios colaboradores, porque siempre han estado con nosotros cuando los hemos necesitado, acá no se trata sólo de vender, sino que también de que haya buenas relaciones, de que se valore lo realizado durante tanto tiempo, esa es la idea, entonces queremos que la comunidad nos conozca, que las personas se acerquen a Unpade.