Interponen querella criminal contra menores que protagonizaron violento asalto en Puangue

Interponen querella criminal contra menores que protagonizaron violento asalto en PuangueComo una acción judicial que se repetirá con cada acto delictual y de violencia que afecte a los melipillanos, calificó el Alcalde, Iván Campos, el terrible asalto con arma blanca y de fuego que afectó a dos adultos mayores dueños de un restorán de Puangue y que fue protagonizado por cuatro delincuentes, entre ellos una mujer, todos menores de edad, de los cuales -gracias a la intervención de vecinos- tres se encuentran en manos de la justicia.

El Jefe Comunal condenó todo tipo de actos que atenten contra la integridad de las personas, especialmente, las familias de esfuerzo que sustentan sus hogares con su trabajo honesto y dedicado. “Lo que buscamos es dar una señal potente que el municipio de Melipilla siempre estará al lado de las víctimas. Por ello, en este asalto con tanta violencia que afectó a Don Alberto y su hermana Nelly -dos adultos mayores de Puangue que viven de un pequeño negocio-, estamos al lado de ellos con el propósito de querellarnos contra los antisociales, primero que todo, para que sigan en prisión preventiva hasta las últimas consecuencias y tengan una sentencia ejemplificadora. Y lo vamos a hacer así con todas las familias melipillanas que han sido víctimas de delitos violentos”, afirmó.

Alberto Flores Matus, víctima del asalto, quien mostró su rostro y cabeza con severos golpes, agradeció el apoyo prestado por el municipio. “Estoy muy agradecido alcalde, no esperaba contar con usted, que Dios lo bendiga y a todo su equipo de trabajo. Lo que le pasa a uno como trabajador es terrible, porque uno con esfuerzo tiene lo que tiene y hasta aquí -gracias a Dios- hemos salido adelante. Vamos a seguir luchando, porque tampoco dejaremos que nos dominen y tenemos que ser fuertes, así que muy agradecido alcalde y le deseo muchas bendiciones”.

Cabe mencionar que el hecho se produjo el 29 de mayo cuando cuatro antisociales llegaron al local premunidos con una pistola y un cuchillo tipo machete. “Entran dos personas, miran y luego salen. Yo me paro del desayuno y los veo pidiendo un vaso de agua. Luego piden un súper ocho y dice uno: ‘en el bolso está la plata’ y lo tiran sobre el mostrador desde donde sacan el machete para pegarle a mi hermana en el hombro. Cuando miro al lado, el otro delincuente me golpea en la cabeza con la pistola y luego me dieron como 40 patadas en el suelo. Me querían estrangular con el pie, pero me paré y ahí arrancaron. Quiero justicia buena. No porque sean menores de edad, pueden hacer tantos perjuicios, si tenemos cosas materiales es por nuestro esfuerzo y queremos mantener nuestra familia”, concluyó la malograda víctima.

 

Noticias Relacionadas

Escriba su Comentario