Funcionarios de Indap RM se capacitan en Renegociación de Deudas

Con el objetivo de brindar apoyo a sus usuarios y usuarias.

A comienzos de este año, INDAP y la Superintendencia de Insolvencia y Reemprendimiento, firmaron un convenio que permite, entre otros, la difusión de la ley 20.720, y que tiene que ver con los procesos de renegociación de la persona deudora.

La capacitación, en esta oportunidad, estuvo dirigida a funcionarios de la Dirección Regional, con sus cuatro áreas, San Bernardo, Melipilla, Talagante y área Norte, con el objetivo que también ellos, sean un nexo de esta importante información y apoyen en sus consultas a sus usuarios y usuarias.

Cabe señalar que a través de la ley 20.720, los deudores pueden acceder a la renegociación de sus deudas, tras haber pasado por alguna dificultad económica, por medio de un procedimiento administrativo, voluntario y gratuito, donde esta superintendencia busca un acuerdo entre el deudor y sus acreedores, “para que la persona pueda salir de alguna situación de morosidad o dificultad económica”, tal como lo expresó Catalina Delzo, quien estuvo a cargo de la charla y es funcionaria de participación ciudadana, transparencia y lobby de la Superintendencia de Insolvencia y Reemprendimiento.

Según Delzo, la ley contempla ciertos requisitos para acogerse a dicho procedimiento de renegociación, como por ejemplo que la persona tenga dos o más deudas impagas por más de 90 días corridos y que el monto total de estas deudas superen las 80 UF, o sea, más de dos millones de pesos. “De esta manera la ley establece un piso y no un tope”, resaltó.

Por su parte, Rubén Maldonado, Jefe de Unidad de Asistencia Financiera de INDAP Región Metropolitana mencionó la importancia de este tipo de actividades y temas, añadiendo que “esta capacitación se hace a nivel de funcionarios de la región, porque fundamentalmente nosotros entregamos créditos e incentivos y porque es un tema transversal que tiene un alcance para todos los ciudadanos”.

Cabe destacar finalmente, que la ley comprende dos procedimientos; el primero, que es el renegociar la deuda y buscar nuevas condiciones de pago del deudor, siendo gratuito para éste, sin necesidad de tener que incurrir en abogados y con la garantía de poder él o ella, hacer la propuesta de pago a sus acreedores, por un monto que esté al alcance de su bolsillo. Mientras que el segundo procedimiento, apunta directamente a la quiebra de la persona natural, y que consiste en la tramitación de sus deudas frente a un tribunal, en el caso de que él o la afectada no posea recursos para cancelar sus deudas.

 

Noticias Relacionadas

Escriba su Comentario