En qué hay que fijarse para pasar la Revisión Técnica

Estimados lectores, hoy tocaremos un tema que para todos los amantes de los automóviles y aquellos que no lo son tanto, debemos tener en cuenta al momento de mantener en regla los documentos de nuestro regalón, en este caso, la revisión técnica.

Antes de tocar los puntos a tratar, se deben considerar los controles de las PRT Tipo B, debemos tener presente que todos vehículos para ser comercializados en el país deben ser homologados por los representantes de la marca en la 3CV, y deben cumplir además con los requerimientos del Ministerio de Transporte de Chile donde podrán comercializar el modelo del vehículo, por lo cual, no se puede modificar ningún punto de las características de la unidad, porque de lo contrario será rechazado.

Es por lo anterior, que las plantas PRT del país solo controlan que no se haya modificado el estado original del vehículo y el estado óptimo para circular, con la finalidad de evitar que se produzca un accidente por desgaste de algún componente que se debió remplazar.

En primer lugar: Revisión de documentos que deberán estar en original o alternativa (en caso perdida), y deben coincidir con los números de identificación del vehículo.

En la segunda estación: nos controlaran los defectos visuales, por ejemplo: documentos que coincidan con el vehículo, estado de carrocería, patentes en buenas condiciones, que el vehículo no presente modificaciones, limpia parabrisas, estado de cinturones de seguridad, estado de luces, etc.

En la Tercera estación: Nos controlaran el estado de los componentes de alumbrado y señalización.

En la Cuarta estación: Nos controlaran la alineación al paso, la cual, verifica la desviación del vehículo al pasar por la plataforma de desviación (Se recomienda la alineación periódica).

En la quinta estación: Nos controlaran el estado de la frenada, mediante el control de diferencia de frenado entre ejes y eficiencia de frenados.

Con estos dos test se puede diagnosticar el estado general del sistema de frenos, los cuales, se recomienda realizar la mantención por un servicio autorizado (según manual de mantención indicado por el fabricante), y así el sistema siga en las mismas condiciones originales.

En sexta estación: Serán controlados los componentes que tienen articulación con holgura, componentes con fisuras, escapes rotos, amortiguadores con fuga u otro componente que se pueda revisar con el vehículo levantado.

En la estación séptima: será controlado el estado de adherencia al piso, mediante el estado de la suspensión o la capacidad de absorber el rebote por eje.

Para finalizar en la estación octava y novena: Serán controlados los gases de los autos bencineros y opacidad del diésel.

El orden que se ha mencionado, es entregado por el Ministerio de Transporte, que en algunas plantas son modificados para mejorar el procedimiento, pero deben estar dentro del control del vehículo.

Ya al conocer las estaciones de control, podemos generar las medidas requeridas antes de ir a la PRT y no ser rechazados, más la suma de un manejo seguro del automóvil.

Siempre debemos realizar la mantención preventiva y reparaciones con repuestos originales o certificados, para la seguridad del componente que se usará como reemplazo y asesorarse por personal calificado para realizar la mantención o reparación.

Estimados lectores, espero que, al conocer los controles de la PRT, sea de utilidad para generar conciencia de que los componentes se desgastan y pasan a ser peligrosos, esto por la posibilidad de que ocurra un accidente.

Y, además, no se deben generar modificaciones por que el modelo queda fuera de la homologación, con lo cual, el vehículo será rechazado a pesar de su buen estado.

Gastón Elgueta

Docente Escuela de Ingeniería

Duoc UC sede Melipilla

 

Noticias Relacionadas

Escriba su Comentario